dimarts, 10 de febrer de 2009

ARTESANANDO


El otro día leí un artículo sobre unos señores que se pasean por algunas ciudades con unas pancartas (de esas que se cuelgan sobre el propio cuerpo) con eslóganes irónicos sobre la sociedad actual.Lo curioso era que el tipo al que entrevistaban decía que lo hacían como una manera de sanarse, dejando que saliera al exterior y compartiendo con los demás, lo que creían y pensaban .
Ese comentario me trajo a la mente las conversaciones que había tenido hace tiempo con amigos que pintan y dibujan . Todos estábamos de acuerdo en que lo de pintar lo haces casi como una obligación, porqué te sale hacerlo . Casi nunca por el resultado. Sino por que , simplemente, tienes que hacerlo. Puede que también sea una manera de sanarse.

Parece que esto, hasta cierto punto, es algo conocido (lo de que la pintura o la música ayuda a quien la practica) ¿pero que pasa con todas estas aficiones pseudo artísticas que tenemos hoy en día?. Por lo que a mí me toca hablo de "lo del coser" en todos sus aspectos, pero podríamos entrar también en cosas como hacer ciertas "manualidades", restaurar piezas antiguas, hasta cocinar. Trabajo en una escuela de adultos donde se inparten todo este tipo de especialidades y os aseguro que hay algo especial en el trabajo que se hace con las manos y que te ayuda a crear y a moldear ciertos materiales. Quizás viviendo como vivimos en el mundo de la prisa y lo precocinado dedicar algo de tiempo a construir un objeto es algo más que un puro entretenimineto.

2 comentaris:

Núria ha dit...

Ep! I cada vegada hi ha més gent que es fa el pa a casa, i hi ha més gent per a qui la cuina és un acte creatiu, o quanta gent s'expressa i crea en blogs i demés?

Per a generacions passades, el deixar d'haver de cosir, el deixar d'haver de cuinar era un alliberament. I ho va ser. Però ara l'alliberament per a alguns de nosaltres és poder cosir, és poder cuinar...

En el meu cas, les 10, 11 o 12 hores diàries davant el PC em van dur a la necessitat de construir amb les mans, de tocar el que faig... La música també m'hi ajuda, a treure enfora, a sanar-me a través de petits actes creatius...

Rosa ha dit...

Gràcies Núria.
Tens tota la raó, tot aixó de "fes-lo tu mateix" s'està convertint en més que una moda, és una necessitat. Suposso que a les nostres qüotidianeitats els hi falta el treball manual...qui ens ho havia de dir!!!!